0

Colombia legaliza con fines medicinales

o-MEDICAL

Hace tan solo unas semanas el presidente colombiano Juan Manuel Santos firmó un decreto que regula el uso del Cannabis con fines medicinales en Colombia. Tal como pronosticaba el ministro de salud Alejandro Gaviria, en el país será legal usar el cannabis de forma terapéutica.

“Colombia se pone a la vanguardia en la lucha contra las enfermedades. Este decreto busca aprovechar las bondades de la marihuana para mejorar la vida de las personas. Permite que se expidan licencias para la posesión de semillas de cannabis y que se cultive la planta con fines exclusivamente médicos y científicos”, decía Santos durante la firma del documento.

Establece que el objetivo es “reglamentar la tenencia y cultivo de semillas y plantas de cannabis, así como regular los procesos de producción, fabricación, exportación, distribución, comercio, uso y tenencia de estos y sus derivados, destinados a fines médicos y científicos”.

El ministro de Salud en una entrevista con el diario EL PAÍS explicó que este paso “significa que en Colombia se va a producir, comercializar, exportar productos de marihuana medicinal”. De ahora en adelante el país “podría convertirse en un centro de investigación sobre el tema. Este hecho va a favorecer a los pacientes, pero también a los científicos y productores”.

Santos aclaró que “permitir el uso medicinal no va en contravía de nuestros compromisos internacionales en materia de control de drogas y mucho menos de nuestra política de lucha contra el narcotráfico. En Estados Unidos, Canadá, Países Bajos, Argentina, Brasil, Perú, Chile ya se permite el uso de la marihuana para efectos medicinales”.

Para poder cultivar y comercializar productos de marihuana, se deberá tramitar una licencia ante el Consejo Nacional de Estupefacientes o el Ministerio de Salud. El Gobierno aclara que después de 30 días de presentarse la solicitud, se otorgará el permiso para trabajar de forma legal con la planta. Se debe cumplir con un protoloco de seguridad, un plan de cultivo establecido que fije de cuánto será la inversión y de qué forma se vinculará a habitantes de la región como trabajadores del área de cultivo, que deberá tener el visto bueno del Consejo Nacional de Estupefacientes.

Es una gran noticia para las leyes internacionales en torno a esta planta, sin embargo hay que dejar claro que solo se regula el uso médico y cualquier otro tipo de uso no están contemplados.

Establecer que usos podrían considerarse “medicinales” y cuales no sería una cuestión de gran importancia en este caso y daría lugar a un debate bastante polémico y discutible en torno a dicha limitación.

En todo caso, esta gran noticia podría favorecer a que surgiese una industria floreciente en torno al Cannabis medicinal en Colombia, como ya ha sucedido en otros lugares anteriormente como Israel, Colorado u Holanda.

 

 

El Cannasseur

Divulgador, investigador y fotógrafo.

Deja un comentario